La universidad española y la educación digital

Crisis como el coronavirus del 2020 ha dejado claro que las clases presenciales no son suficiente, y a nivel mundial se ha podido notar las debilidades en cuanto al uso de herramientas digitales siendo la principal alternativa para el desarrollo estudiantil aún a la distancia. ¿Cómo se posiciona España frente a la educación digital?

En Julio 2020 solo 38% de las universidades española contaban con estrategias con mira a la transformación digital (Según el informe “Situación y retos de las universidades españolas ante la transformación digital”), o por lo menos la estaban desarrollando. Esto deja un margen muy amplio de personas sin hacer uso de la mejor alternativa en tiempos donde la distancia es lo más recomendable.

Es necesario contar con la educación digital

Además de la carencia en cuanto a herramientas, el enfoque de aprendizaje suele ser uno de los grandes problemas que no permite a muchas universidades aplicar la educación digital. Expertos aseguran que las universidades españolas necesitan un cambio de enfoque en las enseñanzas para el aprendizaje.

Por su parte el Ministerio considera la digitalización del sistema como una de las medidas o recomendaciones para orientar la educación en los próximos periodos, esto deja claro que si se tiene conocimiento de la importancia de la educación digital.

Así que, estamos hablando de que en los próximos días estaremos frente a un sistema de educación híbrido o semi-presencial, razón por la cual las herramientas digitales van a tener una importancia como nunca antes se había considerado.

Es necesario fortalecer el sistema digital

La crisis generada por el Covid-19 deja en evidencia que la universidad española no estaba completamente digitalizada, como deja claro Tona Rubio directora técnica de REDFUE: simplemente se puede ver una digitalización parcial.

Sin embargo las universidades han notado que este es el momento indicado para poner las bases de una educación digital más sólida, y esperamos que más que tomar medidas para salir de una emergencia, juntos podamos construir un sistema de estudio innovador bien consolidado que pueda ser de mucho provecho en el futuro.

El éxito de una transformación digital, es más que una decisión por parte de las autoridades, ya que hay muchos puntos débiles que fortalecer, tanto de cultura como de privilegios. Por ejemplo, hay quienes consideran que la educación online es menos efectiva que la presencial, lo que realmente no es cierto. Sin embargo, no podemos negar que hay estudiantes que por problemas de disciplina difícilmente se sometan a estar frente a un ordenador y prestar toda la atención requerida ¡Es importante considerar estos tipos de comportamientos!

Por otro lado, no todos los estudiantes tienen los mismos privilegios, y en un sistema que requiere de ordenadores e Internet, la ausencia de los mismos puede ser catastrófica. Es importante que estos nuevos planes vayan acompañados de estrategias para que ningún estudiante se vea discriminado debido a las carencias que pueda tener.

En conclusión, la Universidad española si conoce la educación digital pero no la ha implementado completamente, en la actualidad ha comenzado a dar pasos más serios que esperamos poder fortalecer las debilidades que una crisis sanitaria dejó en evidencia.