El rendimiento escolar se ve afectado por las pantallas

Estudios científicos revelan que el rendimiento escolar de los estudiantes se ve afectado por el tiempo que pasan frente a una pantalla de TV o computador. Es increíble como un hábito tan común y aparentemente indefenso puede hacer que los estudiantes comiencen a tener bajas calificaciones y menos motivación a la hora de estudiar.

Esta es una alerta para los padres, representantes e incluso alumnos interesados en tener un mejor rendimiento. Pero para entender mejor te invito a entender lo que dicha investigación científica nos cuenta.

Estudio científico revela que el rendimiento escolar se ve afectado por la pantalla

Con análisis de más de 5.000 artículos científicos, se ha comprobado que existe una relación negativa entre la TV, los videojuegos y el rendimiento en la escuela, liceos y universidades. Siendo los primeros afectados los adolecentes, incluso más que los niños.

Sin embargo no es el tiempo específicamente el que afecta, sino el tipo de actividad que se realiza. Cabe destacar que esta investigación se llevó de la mano de LIFE (Physical Activity, Fitness and Health) junto con Centro de Estudios Socio sanitarios de la Universidad de Castilla-La Mancha.

No es lo mismo estar frente a la pantalla viendo un vídeo educativo, que estar viendo programas de entretenimiento y videojuegos, que son las actividades que más suelen perjudicar (según este estudio). Es por eso que es importante analizar cada actividad que hacemos frente a la pantalla.

El interés es uno de los grandes problemas

No podemos negar que la pantalla es algo que despierta mucho el interés de los jóvenes y adultos, lo que hace que la atención se desvíe de cualquiera que sea su responsabilidad, es allí donde está el problema.

Por lo que los estudiantes piensan más en publicar una foto en facebook, en superar el último nivel de videojuego… que en estudiar y reforzar sus conocimientos para mejorar sus calificaciones.

Así mismo hay que hablar del lenguaje…

Dice un versículo bíblico que de la abundancia del corazón habla la boca, y podemos decir que lo que hablamos está directamente relacionado a lo que tenemos dentro. En cuanto a la pantalla, podemos ver como el lenguaje de los jóvenes hoy día gira en torno a las redes sociales, juegos, series de TV más que en la solución del problema matemático.

Al ser este el lenguaje, les es más fácil relacionarse con personas igual a ellos, dejando a un lado las relaciones que le pueden edificar y reforzar todos sus conocimientos. Mira lo que habla un estudiante y sabrás si realmente se está alimentando de conocimiento.

La pantalla es un gran distractor

Internet es una herramienta fabulosa para los estudiantes, sin embargo allí mismo hay millones de distractores que te hacen perder tiempo de aprendizaje. Son muchos los estudiantes que comienzan investigando pero a mitad de camino ven una publicidad que los atrae y terminan viendo vídeos en Youtube.

El resultado final es claro, más entretenimiento y menos aprendizaje. Así mismo suceden con las redes sociales, o estudiar en tu cuarto mientras está la televisión encendida. Por esta razón antes de despedirme te dejo un consejo:

“Crea una disciplina donde la pantalla solo se educativa por un mes ¡Es un reto! Y comprueba por ti mismo el efecto que tiene frente a tu rendimiento escolar”