Consejos para resolver un examen largo

Si buscas una manera de resolver exámenes largos, estás en el sitio correcto, te mostraremos algunos consejos que servirán de mucho apoyo en este tipo de ocasiones.

¿Cómo resolver un examen largo?

¿El tiempo es muy corto para resolver tu examen? No te preocupes, te enseñamos como puedes dar respuestas a exámenes largos en poco tiempo, logrando al final buenos resultados ¡Comencemos!

1-     No te desesperes.

Cuando los exámenes son muy largos los estudiantes suelen desesperarse. Piensan que el tiempo no será suficiente para resolver de forma correcta todo el cuestionario, pero esto no siempre es así, aunque veas el tiempo corto en proporción al tamaño del examen, puedes lograr responder y obtener buenos resultados: el secreto está en mantener la calma y la concentración en lo que estás haciendo.

Nuestro consejo número uno es no desesperar ante la situación, si te has preparado muy bien para este día no tendrás ningún problema siguiendo nuestros consejos ¡Preparación y confianza es la clave!

2-     Lee cuidadosamente cada pregunta.

Al tener en tus manos la lista de preguntas que debes resolver, debes leer atentamente el enunciado para conocer exactamente lo que te pide el profesor. Ten en cuenta este consejo y toma tu tiempo para esta parte del examen, muchos estudiante antes los nervios o el desespero (por lo largo del examen) solo leen las primeras palabras de las preguntas y suponen el resto.

Así es como responden a la primera lo que ellos creen que es la respuesta correcta, no te confíes tanto, lo mejor es leer  todas las preguntas del examen con calma para responder con mayor seguridad y certeza.

EBAU CORONAVIRUS

3-     Responde las preguntas más fáciles.

Una vez hayas leído cada una de las preguntas que tu profesor ha elegido para el examen, comienza a dar respuestas a las más fáciles, aquellas de las que tengas un conocimiento claro y exacto.

Responder rápidamente sin tanto rodeo y con seguridad hará que tengas más confianza, y en caso que se acabe el tiempo no quedará ninguna respuesta (que conocías) sin resolver. De esta manera podrás ofrecer un tiempo considerable al resto del examen donde puedas analizar y pensar con ya una buena puntuación segura.

4-     Repasa el examen.

Si te has preparado muy bien para el examen y haz seguido cada uno de nuestros consejos, seguramente logres completar todo o la gran mayoría. Eso es bueno, pero será mejor si te queda un tiempo extra, ya que lo puedes invertir en revisar tus respuestas tranquilamente. No cometas el error de muchos estudiantes que aún teniendo tiempo deciden no revisar, y la excusa es que son muchas preguntas: ¡Vale la pena cada revisión que puedas hacer!

Ya para finalizar, no olvides que al hablar de un examen largo estamos hablando de muchos temas que abordar, razón por la cual debes dedicar mucho más tiempo a la preparación. Un estudiante preparado es más difícil de caer en desesperación y fluir más en cada una de las respuestas.